La Voz de Michoacan

DÓLAR Compra $17.79/ Venta $18.72

Miércoles 23 de Octubre del 2019

Cultura

musicabarroca

Redacción web / La Voz de Michoacán.
Con la actuación de la violinista de origen polaco Erika Dobosewicz, acompañada de la Orquesta de Cámara de la Universidad Michoacana, la Máxima Casa de Estudios en el estado cerró el Festival de Música Barroca y Antigua en su edición número 11, con lo que se priorizó al arte como “ruta y destino” para la recomposición del tejido social.

El concierto desarrollado en el Centro Cultural Universitario, en la ciudad de de Morelia, sirvió para enviar el mensaje oficial por parte de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), a cargo de Teodoro Barajas Rodríguez como Secretario de Difusión Cultural y Extensión Universitaria y representante del rector Salvador Jara Guerrero.

Allí, Barajas Rodríguez destacó el apoyo financiero del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) que fue decisivo para la programación de los conciertos en 2013, así como la atención al rubro artístico y cultural que contempla el plan de trabajo de Jara Guerrero como máximo directivo nicolaita.

“La música, el arte en general, es ruta y destino y el permanente retorno a lo sensible que es prioritario ante retos colectivos como el que vive Michoacán y México en la actualidad”, afirmó el responsable de la política cultural al interior de la UMSNH.

Agregó que como un eje prioritario, la cultura y el arte dentro de la Universidad Michoacana se sobreponen a los altibajos financieros que imperan en la entidad, “y eso nos permite seguir adelante con la realización de las actividades públicas de corto y largo aliento sin haber recurrido a la cancelación de programas”.

La presentación realizada por Erika Dobosiewicz, basada en el repertorio de siglos anteriores para su instrumento, tuvo la particularidad de presentarse bajo modalidades más recientes en las que el solista jugó un papel acendrado en el arte musical al exponer capacidades individuales, fruto del estudio y del talento innato, práctica que inició en el barroco europeo a través de los operistas y que después discurrió hacia el resto de los ejecutantes.

La postura de Dobosiewicz se mantuvo ligada a la que tuvieron el resto de las agrupaciones invitadas en la décimo primera emisión del programa de conciertos especializados, al proponer una actitud educativa que surge del deleite estético y que logró llenar los espacios en que el Festival se desarrolló durante el presente año.

ÚLTIMA HORA