La Voz de Michoacan

DÓLAR Compra $17.79/ Venta $18.72

Sábado 21 de Septiembre del 2019

Lo+Viral

Clavados de Panza, el insólito Mundial donde el premio es que salgas ileso

Ago 21, 2019, 23:24

Sin título-20

Foto: Internet

Agencias/La Voz de Michoacán

Estados Unidos. Uno de los deportes más raros del mundo tiene un nuevo campeón, se trata de Kim Andre Knutsen quien superó al dos veces campeón del mundo Truls Torp por 0.5 puntos y al tres veces monarca mundial Filip Julius Devor, todos ellos noruegos, país donde se celebra el Campeonato Mundial de Clavados de Panza, coloquialmente conocidos como Clavados de la Muerte o Death Diving, durante el día más caluroso en este país, en el fin de semana del 17-18 de agosto en este 2019.

La prueba es simple, los competidores, mujeres y hombres, se lanzan de una plataforma de 10 metros hacia una piscina y tienen que hacer piruetas antes de tocar el agua. La inmersión debe hacerse de manera horizontal, frente al agua, es decir “de panzazo”.

Es una prueba que ha alcanzado popularidad en Noruega en el complejo deportivo de la YMCA de Oslo, en donde varios jóvenes, aprovechando la brevedad del verano en estas latitudes, se reúnen para presumir sus movimientos en el aire y el no salir con alguna fractura de costillas.

No es un deporte apto para todo el mundo, si no se sabe entrar al agua no hay que intentarlo. Lo que se califica, como en los clavados comunes, es el número de vueltas y giros en el aire, y la diferencia radica en que hay que sacar la mayor cantidad de agua al momento del clavado. Estos jóvenes deben saber hacerlo a la perfección, pues justo en el momento de la inmersión, deben contraer el cuerpo para evitar alguna lesión.

Esta práctica comenzó a finales de los años 50. Su popularidad en esta región de Europa la llevó a celebrar un campeonato mundial y el Belly Flopping es considerado un deporte extremo.

Estos son los clavados de Kim Andre Knutsen con los que ganó el título mundial.

Y aquí una selección de los mejores clavados del Death Diving 2019, con los tradicionales “uhhhh” de los narradores cuando los atletas tocan el agua.