La Voz de Michoacan

DÓLAR Compra $17.79/ Venta $18.72

Sábado 21 de Septiembre del 2019

Mundo

portada_ocho

Agencias / La Voz de Michoacán
Ciudad del Vaticano, 13 de marzo.-  El nuevo Papa de la Iglesia Católica ha sido elegido hoy en la segunda jornada del cónclave cardenalicio. Es Jorge Mario Bergoglio, argentino. Se llamará Francisco I. Nacido en Buenos Aires el 17 de diciembre de 1936, Bergoglio era uno de los 183 cardenales de la Iglesia Católica, miembro de la Compañía de Jesús. Luego de la muerte del Papa Juan Pablo II el 2 de abril de 2005, fue considerado uno de los candidatos a tomar el lugar del Sumo Pontífice.

Bergoglio fue presidente de la Conferencia Episcopal Argentina durante dos períodos. Impedido por el estatuto de asumir un nuevo mandato, durante la 102 asamblea plenaria de ese organismo se eligió al arzobispo de la Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz, José María Arancedo, para sucederlo. Antes, la fumata blanca que salió de la chimenea de la capilla Sixtina anunció al mundo que ya hay sucesor de Benedicto XVI, lo que fue acogido con una explosión de júbilo por la multitud que esperaba bajo la lluvia en la Plaza de San Pedro y el repique de campanas.

Los 115 cardenales reunidos en cónclave en la capilla Sixtina eligieron al nuevo Pontífice en la quinta votación, llevada a cabo en la segunda jornada. La fumata blanca salió de la chimenea de la Capilla Sixtina a las 19.08 hora local (18,08 GMT). Los 115 cardenales han tardado poco más de 25 horas en elegir al sucesor de Benedicto XVI. La rapidez en la elección mantiene la tónica de los últimos decenios, en los que no se han superado las once votaciones. Pío XII fue elegido con tres votaciones y en apenas 24 horas; Juan Pablo I, con cuatro; Benedicto XVI con cuatro, Pablo VI, con cinco; Juan Pablo II, con ocho, y Juan XXIII, con once.

Unas 10,000 personas abarrotan la Plaza de San Pedro y la vía de la Conciliazione del Vaticano y a pesar del mal tiempo, una multitud sigue llegando a la emblemática plaza desde la que se divisa la chimenea de dos metros que sobresale de la Capilla Sixtina. Una explosión de júbilo general se ha registrado en la Plaza de San Pedro después que la fumata blanca surgiese de la chimenea. A la par de la fumata blanca, las campanas de la Basílica de San Pedro han repicado dando la buena nueva al pontífice, que pasará a la llamada sala de las lágrimas para vestirse con sotana blanca y zapatos rojos.

La gente se abraza, llora, y saluda hacia la Basílica donde está el balcón principal engalanado con terciopelo granate y desde el que el nuevo papa se asomará para pronunciar sus primeras palabras como pontífice al mundo.

ÚLTIMA HORA

INVESTIGACIÓN ESPECIAL