La Voz de Michoacan

DÓLAR Compra $17.79/ Venta $18.72

Sábado 21 de Septiembre del 2019

Mundo

Agencias  / La Voz de Michoacán.
El cardenal brasileño Raymundo Damasceno Assis consideró que el «Vatileaks», la crisis por la filtración de documentos confidenciales robados a Benedicto XVI, tendrá un peso en la elección del futuro Papa.

A sus 76 años, el arzobispo de Aparecida y presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, participará en su primer cónclave.

Aseguró que pedirá conocer el contenido central del reporte secreto sobre ese escándalo.

Recordó que en las reuniones del llamado «pre-cónclave», conocidas como congregaciones generales y que tienen lugar estos días en el Aula Nueva del Sínodo en el Vaticano, estarán los tres cardenales encargados por Joseph Ratzinger para investigar sobre la fuga de noticias.

«Puede ser que algunos de los cardenales pidan información sobre el informe confidencial (heredado al próximo Papa), creo que no es necesario entregar el documento a cada uno, pero sí que se ofrezcan a todos algunas generalidades sobre el contenido», indicó.

«Conocer el núcleo central es parte de la corresponsabilidad en el gobierno de la Iglesia y sobre todo cuando se trata de tomar una decisión como ésta de elegir un Papa. Seguro que su contenido influirá en las votaciones», agregó.

Uno de los últimos actos de gobierno de Benedicto XVI fue recibir a esos tres purpurados y ordenar que el resultado de sus pesquisas, contenido en un documento confidencial, quedase reservado exclusivamente a la autoridad del próximo pontífice.

Empero, según confirmó el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, los cardenales investigadores (Julián Herranz, Josepf Tomko y Salvatore de Giorgi) podrán referir algunas informaciones generales a los otros «príncipes de la Iglesia».

El contenido del informe «vatileaks» ya fue objeto de atención de algunos discursos al interior de las Congregaciones generales, durante las cuales al menos tres cardenales pidieron abiertamente conocer el contenido del expediente.

En la entrevista Damasceno se refirió a otras cuestiones relacionadas con el periodo de «sede vacante» y consideró que las Congregaciones servirán a los cardenales para ir delineando el perfil de la persona indicada para sustituir a Benedicto XVI.

«Los momentos de intervalo y de encuentro se pueden usar para saber qué siente cada quien sobre los desafíos de la Iglesia. Son una preparación para las votaciones y aunque no decido sólo yo, pienso que podríamos empezar el cónclave a partir del 11 de marzo», sostuvo.

Sobre las características que quisiera para el próximo pontífice indicó que, ante todo, debe tener experiencia pastoral además de un conocimiento interno de la Curia y de su estructura.

ÚLTIMA HORA

INVESTIGACIÓN ESPECIAL