La Voz de Michoacan

DÓLAR Compra $17.79/ Venta $18.72

Viernes 23 de Agosto del 2019

Miguel Á Martínez Ruiz

¿Qué debe hacer el Dr. Meade?

Miguel Á Martínez Ruiz

May 19, 2018, 0:32

Compártenos

Miguel Ángel Martínez Ruiz

 

Aunque realizar un análisis objetivo de los fenómenos políticos y, en general, de los sociales resulta muy difícil, se hará el intento, dado que el tema de las campañas nos obliga a la reflexión, por la gran importancia que tiene para la vida nacional.

Es inobjetable que, a través de toda la historia de México, nunca ha habido ningún candidato presidencial con la formación académica del Dr. José Antonio Mead Kuribreña, pues bien sabido es que tiene una licenciatura en derecho por la UNAM, una maestría en Ciencias Económicas por el ITAM, distinguido con mención honorífica,  y un Doctorado en Economía por la Universidad de Yale, EE. UU. de Norteamérica, especializado en Finanzas Públicas y Economía Internacional. Pero además ha desempeñado cargos de primerísimo nivel en la administración pública, tales como Secretario de Energía y Secretario de Hacienda y Crédito Público en el sexenio del presidente Felipe Calderón Hinojosa; Secretario de Relaciones Exteriores, Secretario de Desarrollo Social y, nuevamente, Secretario de Hacienda y Crédito Público en el régimen del actual presidente, Enrique Peña Nieto.

¿Quién ha tenido estos antecedentes a lo largo de nuestra historia? ¿Qué candidato actual tiene ya no dos licenciaturas, sino el doctorado? Ninguno, pero, ¿por qué un hombre que ha dedicado 30 años a estudiar y 20 años a desempeñarse como funcionario público en puestos de tanta responsabilidad se encuentra relegado a un tercer lugar? La respuesta es muy difícil por tantas causas y concausas que intervienen en esta cuestión, pero se tratará de explicarlo  lógica y racionalmente.

En primer lugar, debido a que lo postula el PRI y, particularmente, por representar en cierta forma el actual régimen, al que se le acusa de corrupto y responsable de los miles de muertos a causa del combate contra la delincuencia en todas sus modalidades, además de los errores cometidos por la actual administración, él y solamente él es el responsable de todas las desgracias que vive el pueblo de México. Apreciación totalmente errónea porque no se pude ni se debe culpar a un solo individuo de las deficiencias de todo un engranaje político, económico y social.

Un segundo aspecto seria la falta de estrategia inteligente de sus asesores, pues su jefe de campaña jamás ha tenido experiencias directas en este sentido; como secretario de educación pública fue mediocre y sus ideas no han dado resultados positivos ni en la SEP ni ahora como consejero del Dr. Meade. El expresidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, incurrió en graves fallas, al grado de que por iniciativa del candidato Meade tuvo que abandonar la dirigencia del PRI.

Es oportuno recordar que el Gral. Lázaro Cárdenas del Río resultó electo como candidato a la presidencia en medio de una crisis, pues recientemente había sido asesinado Álvaro Obregón (1928)  al intentar su reelección como presidente de México; motivo por el que Emilio Portes Gil se hizo cargo de la primera magistratura. En 1929, Plutarco Elías Calles decidió que el Ing. Pascual Ortiz Rubio fuera postulado candidato al máximo puesto al que puede aspirar un mexicano, pero tuvo que enfrentarse a un brillante pensador y político, exrector de la Universidad Nacional y autor de muchos libros sobre filosofía y algunas novelas, José Vasconcelos, quien fue desconocido como candidato por no tener el respaldo de ningún partido registrado, y el Ing. Ortiz Rubio rindió protesta como presidente. Sufrió un atentado, lo cual influyó para que renunciara al cargo, pues no quería seguir la misma suerte que Obregón. Fue sustituido por Abelardo L. Rodríguez, aun cuando el Primer Jefe Máximo de la Revolución Mexicana, Plutarco Elías Calles tomaba todas las decisiones. Pretendió hacer lo mismo con Cárdenas, pero este lo mandó al exilio, y así pudo desempeñarse con suficiente éxito como presidente de México. ¿No podría ocurrir algo semejante con el Dr. Meade? Sin embargo, ¿qué pude hacer para mejorar su posición respecto a los demás candidatos?  Sin que esta constituya una fórmula, se sugieren algunas ideas.

Solamente le queda una opción: convertirse en el presidente que ofrezca desde ahora garantizar la vida de todos los mexicanos, pues estamos conscientes de que existe un clima de temor en todos los ámbitos del país. Nadie se siente seguro, ni en sus propias casas. Esta sería la única bandera, con estricto apego a los derechos humanos, pero actuando con toda energía, utilizando los sistemas más avanzados del mundo en esta materia. Su oferta tiene que incluir puntos como los siguientes: I. Crear una policía profesional que sea eficiente, eficaz y efectiva. II. Apoyarse en el Ejército y la Marina Nacionales, mientras se vuelve a la normalidad, esto es, un respeto irrestricto a las normas del derecho por parte de todos los ciudadanos, sin distingos de ninguna índole. III. Recurrir desde ahora a los expertos más calificados a nivel internacional para elaborar un proyecto inteligente, viable y efectivo para devolverle a la ciudadanía la tranquilidad que la mantiene en un estado casi patológico de miedo. Sobran ejemplos, entre otros, los que a continuación se expresan: 1. Los hombres, mujeres y jóvenes que desaparecen y no se sabe ni dónde quedaron sus restos mortales, cuya consecuencia ha sido la gran cantidad de madres que dedican muchas horas de su vida a buscar aunque sea alguna muestra del cadáver de uno o varios de sus hijos; 2. Las niñas y niños que son llevados con engaños para dedicarlos a la pornografía infantil o a la prostitución y que son vendidos a individuos sin escrúpulos; 3. Las mujeres que son atacadas y asesinadas casi todos los días, siendo lo más grave la impunidad de que gozan los autores de esos crímenes incalificables; 4.- Las mujeres y hombres que son secuestrados, incluyendo sacerdotes de diferentes credos religiosos, a cuyos captores se les paga una cantidad de dinero, la mayoría de las veces obtenida como préstamo, y de todas maneras los asesinan cruelmente. 5. Las personas que son asaltadas en la vía pública, en los medios de transporte, a las afueras de alguna institución bancaria o en cualquier otro lugar, siempre mediante amenazas de muerte con pistolas o armas punzocortantes; 6.-Quienes son despojados de sus pertenencias al ser víctimas de robos a sus domicilios, donde pierden lo poco o lo mucho que han ahorrado durante toda su vida, pues se llevan hasta los utensilios de cocina y otros enseres; 7.- Los pequeños que son víctimas de pederastas, muchas veces al interior de las instituciones religiosas o en las escuelas públicas y privadas; 8.- Los empresarios a pequeña y gran escala que tienen que pagar una cantidad para que les permitan seguir trabajado en los negocios de su propiedad; 9.- Grupos de personas que abandonan todas sus pertenencias (casa, muebles, prendas de vestir, utensilios de cocina, animales domésticos, etc.) en poblaciones amenazadas, por miedo a sufrir ataques personales o a los miembros de sus familias, y salen huyendo hacia otros lugares donde puedan gozar de mayor seguridad; 10.- Personas que acuden a la policía con la finalidad de solicitar ayuda, pero muchos de estos elementos, -afortunadamente no todos- los entregan a criminales; 11.- Médicos y profesores que deciden no asistir ni un día más a sus consultorios y escuelas por miedo a ser víctimas de la delincuencia; 12.- Personas que pistola en mano son obligadas a descender de sus vehículos, así se trate de una simple  bicicleta, ya no digamos un automóvil de lujo, y  a plena luz del día son despojados de sus medios de transporte; 13.- Aparición de cuerpos con señales evidentes de tortura o desmembrados, a los que muchas veces las autoridades judiciales de inmediato los criminalizan sin antes realizar una investigación exhaustiva; 14.- Periodistas que son asesinados por el simple hecho de haber hecho señalamientos sobre determinados hechos delictuosos; 15.- Señoras y señoritas, incluso varones, que son víctimas de acoso sexual por parte de sus jefes burocráticos o de sus patronos. 16.- Asaltos a los ferrocarriles y a los tráileres para robarles las mercancías que transportan; 17.- Robo de combustible, especialmente las gasolinas; 18.- Fabricación y venta de estupefacientes en muchos lugares, porque la drogas que eran llevadas al vecino país del norte, en la actualidad se quedan en México, es decir, pasamos de ser un país de tránsito a uno de consumidores, 19.- Los gobernantes, desde presidentes municipales hasta los más altos funcionarios (gobernadores y presidentes de la República) se han visto involucrados en actos delincuenciales. Ahí están los casos de los dos Duarte, Yarrington y  Borge por mencionar solamente tres. Por desgracia, la inmensa mayoría de quienes se dedican a estas actividades ilícitas son jóvenes o personas desesperadas por la falta de fuentes de trabajo. El pueblo de México, en una cantidad muy elevada, no tiene acceso al trabajo. Por eso hace falta mayor crecimiento y desarrollo económicos. Muchas veces somos muy superficiales al condenar a los delincuentes, debemos detenernos a pensar que ellos son resultado de una sociedad que no ha sido capaz de brindarles las oportunidades alimenticias, educativas y de trabajo para vivir dignamente. Si un padre de familia escucha a su hijo decirle: “Papá, tengo hambre… quiero pan”, cualquiera en su sitio al no encontrar un medio lícito de vivir opta por ingresar a las filas de la delincuencia. Por eso es muy importante la prevención, pero casi nadie hace nada al respecto. Optan por la fórmula: “Dejar pasar, dejar hacer”, que es muy cómoda para las autoridades. Gran parte de las causas se debe a que los responsables de dirigir a la sociedad no han sabido responderle al pueblo trabajador y honrado. Por el contrario, la mayoría de nuestros gobernantes se enriquecen escandalosamente y un gran número de ellos nunca son castigados. Nuestra sociedad atraviesa por una crisis de valores morales en todas las esferas. Urge poner un alto en forma adecuada. De no hacerlo a tiempo y en forma, México entrará en una descomposición social.

Hubo un tiempo en que los niños salían a jugar en plena vía pública sin que nadie los molestara. Ahora deben mantenerse en el interior de sus casas si no quieren ser vejados o utilizados como mercancía por los tratantes de personas. Ya nadie confía en las personas que de buena fe se acercan a pedir orientación para ir a un lugar determinado. Vivimos en una realidad muy compleja y amenazante para todos los mexicanos.  Si el señor Meade formula una propuesta seria, con fundamentos de carácter económico, campo en el que es un destacado especialista, sin duda será el próximo presidente de México.

Por otra parte, al  candidato Meade le hace falta emotividad para mover a quienes lo escuchan. Debe tomar en cuenta que los mensajes verbales no se retienen, porque las personas que asisten a los mítines generalmente están platicando y asistieron a esas reuniones por invitación de algún líder de colonia o de un comité seccional de cualquier partido, pero no acuden  por convicción. A ellos hay que sacudirles el entendimiento ¿cómo? Con un discurso reiterativo. Muchos recordamos frases de algunos candidatos de hace años porque fueron muy reiterativos, repitieron las mismas frases una y otra vez hasta que lograron un efecto. El señor Meade no es orador de plaza, él ha sido un político de gabinete, es un académico de alto nivel, incluso se puede decir que es el mexicano que conoce mejor  el funcionamiento del Estado Mexicano. ¿Quién ha hecho el presupuesto general de la nación para el ejercicio de varios años? Meade. ¿Quién ha estado manejando las finanzas de la nación? Meade. ¿Quién ha representado a México en foros internacionales? Meade. ¿Quién ha asistido a los bancos Mundial y Monetario Internacional? Meade. ¿Quién es ampliamente conocido en la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos)? Meade.

En diez días puede cambiar totalmente su estrategia y su discurso, pero necesita que algunas personas lo orienten, tanto en la impostación de la voz, la actitud resuelta, la forma de hablar, el énfasis, etc. a la hora de hablarle a la gente.

Su propaganda, ha sido hasta ahora insípida e insulsa, esta debe  seguir los modelos behavioristas, los cuales suponen la aplicación al estudio de la conducta animal y humana. El behaviorismo entiende por “conducta” un movimiento, un comportamiento, una palabra, que se puedan considerar como la respuesta a un estímulo creado o controlado por el experimentador. Los modelos funcionalistas que introducen modificaciones en el modelo behaviorista. En primer lugar, los estímulos que toma en cuenta son los que proceden de los “órganos de la sociedad” o les afectan; entendiendo el término “órgano social” en sentido muy amplio: por ejemplo, grupos de opinión, consumidores, etc. El funcionalismo adopta la tesis de que todo estímulo que contribuye a asegurar la función social es funcional; y todo estímulo que quebranta el desempeño de esa función es disfuncional; los estímulos que no afectan a las funciones socialmente necesarias se consideran afuncionales.  Los modelos estructuralistas, cuyo objetivo es la configuración de un sistema de intercambio entre cualquier clase de actores sociales. Tratan de identificar lo que hay de común en otros modelos obtenidos de realidades muy diferentes. Los componentes que el modelo toma en cuenta son: A) Las relaciones de cambio que se observan a un nivel inmediato entre los actores. B) Las reglas que explican las relaciones de cambio. C) Todos los campos en los cuales sea de aplicación el código que se ha identificado. Modelos sistémicos, basados en la Teoría de Sistemas frente a otros enfoques teóricos consiste en que estudia el objeto como un sistema que interactúa solidariamente con el medio ambiente y que está constituido por partes ligadas entre sí por fuertes interacciones. Existen también los modelos psicoanalíticos, los de la escuela de la Gestalt, cognitivos, humanistas, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Opinión Anterior

Otro artículo 3° Constitucional
Miguel Á Martínez Ruiz

Miguel Ángel Martínez Ruiz   Aunque realizar un análisis objetivo de los fenómenos políticos y, en general, de los sociales resulta muy difícil, se hará el intento, dado que...