La Voz de Michoacan

DÓLAR Compra $17.79/ Venta $18.72

Miércoles 16 de Octubre del 2019

Lo+Viral-Regional

«Mamá Coco» cumple 106 años y se viraliza video de baile con joven

Sep 18, 2019, 21:00

Mamá Coco vive en el poblado de Santa Fe de la Laguna, en Quiroga

Foto: Víctor Ramírez. Mamá Coco vive en el poblado de Santa Fe de la Laguna, en Quiroga.

Redacción/ La Voz de Michoacán

 

Santa Fe de la Laguna, Quiroga. «Mamá Coco» como se conoce a María Salud Ramírez Caballero, la michoacana que tiene un gran parecido con el personaje coprotagónico de la película de Pixar, celebró 106 años de vida.

El festejo tuvo ritmo. Un video de su baile con un apuesto joven se ha viralizado; de acuerdo a lo difundido por Televisa, Horacio Anaya es quien baila con «Mamá Coco».

 Aunque no ha sido reconocida por la producción de la película «Coco», como la inspiración para el personaje, sí en su tierra natal: Santa Fe de la Laguna.

A ella la felicidad «se le sale por los ojos» cuando se le llama «Mamá Coco». Previo a la producción de la película, María Salud fue fotografiada por los productores de la casa de animación.

Ella relató a La Voz de Michoacán que  extranjeros (de la producción de Pixar) llegaron y le pidieron que si podrían tomarle algunas fotos.

Los creadores de la película Coco, han dicho que estuvieron en Santa Fe de la Laguna y otros sitios de Michoacán para tener una mayor cercanía a la cultura mexicana.

«Mamá Coco» es alfarera y fue nombrada embajadora de los artesanos de esta región, por las autoridades comunales y artesanos de su pueblo.

Con la imagen de «Nana Salud», tiene la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), por lo cual hay momentos en los que usa tanques de oxígeno para respirar.

Su edad y su enfermedad no le impiden irradiar alegría y compartirla con sus seres queridos.

A veces es regañona, pero muchas veces amorosa con nosotras y con sus bisnietos, últimamente es más alegre y hasta bromea», comenta su nieta Patricia, en una entrevista a El Universal.

La casa de «Mamá Coco» suele tener sus puertas abiertas a visitantes nacionales y extranjeros; abrazos, fotos y con suerte una compra de sus artesanías le dibujan una sonrisa a «Nana Salud».