La Voz de Michoacan

DÓLAR Compra $17.79/ Venta $18.72

Domingo 22 de Septiembre del 2019

Seguridad

muertos2

Notimex  / La Voz de Michoacán.
Dallas.- Autoridades del Condado de Brooks, en el sureste de Texas, planean exhumar los restos de unos 50 inmigrantes indocumentados, enterrados en 2012, con la esperanza de determinar ahora su identidad con muestras de ADN.

Los cadáveres fueron sepultados, sin que pudieran ser identificados, en el cementerio de la comunidad de Falfurrias.

La exhumación, que iniciará en mayo próximo, será efectuada en colaboración con el proyecto «Reuniting Families» (Reuniendo Familias), creado desde hace más de una década por la antropóloga forense Lori Baker, de la Universidad Baylor en Waco, Texas.

Baker ha recabado muestras de cuerpos de indocumentados en los servicios forenses y cementerios de la frontera estadunidense con México para comparar ese material genético con muestras provistas por familiares que buscan a inmigrantes desaparecidos.

El año pasado, ganaderos y agentes del Sheriff y de la Patrulla Fronteriza encontraron en el Condado de Brooks cuerpos en descomposición y restos óseos de unos 129 indocumentados.

La cifra es, por mucho, la mayor cantidad de todos los condados de Texas y significó casi el doble de los que fueron encontrados en esa jurisdicción en 2011, y seis veces más que en 2010.

Unos 35 de los cuerpos encontrados el año pasado, no pudieron ser identificados y fueron depositados en el cementerio de Falfurrias.

El plan de las autoridades del Condado de Brooks constituirá la primera exhumación masiva de restos de indocumentados que se efectúa en Estados Unidos con fines de identificación.

ÚLTIMA HORA