La Voz de Michoacan

DÓLAR Compra $17.79/ Venta $18.72

Miércoles 21 de Agosto del 2019

Morelia

Ayuntamiento de Morelia ‘ficha’ a futbolistas: Morón lleva a sus jugadores a la alcaldía

Ago 14, 2019, 22:28

jugadores conflicto interés

Foto: Cortesía. Un conflicto de interés se evidencia en la contratación en el Ayuntamiento de jugadores que pertenecieron al equipo propiedad del alcalde.

Arved Alcántara / La Voz de Michoacán

 

Morelia, Michoacán. Tres exjugadores profesionales de futbol han sido ‘fichados’ por el actual Ayuntamiento de Morelia para desempeñarse como asistentes de la Secretaría de Administración y Finanzas. Con el mismo perfil, sueldo y cargo, los tres están bajo las órdenes de Gabriel Prado, actual titular de la Liga Municipal de Futbol, a quien apoyan bajo el puesto de “Técnico profesionista A”. Los tres, además, juegan como refuerzos estelares para el Jalisco FC, vigente monarca de la máxima categoría de la liga local y equipo propiedad del alcalde Raúl Morón Orozco.

Y es que, a un año de distancia de su toma de posesión como presidente municipal, Raúl Morón concretó beneficios para la Liga Municipal y al menos tres de los jugadores de su propio equipo en los cuales se evidencian aparentes casos de conflicto de interés y tráfico de influencias. Las jugadas en lo administrativo van desde contratación de exfutbolistas profesionales como funcionarios del Ayuntamiento hasta descontar decenas de miles de pesos en impuestos a inmuebles, ya que la alcaldía ‘perdonó’, mediante la supuesta prescripción de los montos, años de predial que se adeudaban del edificio donde despacha Gabriel Prado como representante de la liga.

La Ley General de Responsabilidades Administrativas define Conflicto de Interés como “la posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de las funciones de los servidores públicos en razón de intereses personales, familiares o de negocios”.

 

También puedes leer: Violencia en Morelia y salida del tren, los temas en el Primer Informe de Raúl Morón

 

Si bien los jugadores ya mencionados no son parientes de los representantes municipales, llama la atención la posible imparcialidad en su contratación debido a intereses personales, de amistad o de negocios ya sea de Morón Orozco o de Prado Fernández, relacionados al equipo Jalisco y a la Liga Municipal de Futbol de Morelia, respectivamente.

Las autoridades municipales pueden argumentar que las tres personas son aptas para el cargo que ocupan, pero llama la atención que los tres futbolistas tengan exactamente el mismo perfil, están en la misma área, con el mismo cargo, bajo las órdenes del mismo jefe y percibiendo el mismo sueldo. Es decir, parecieran puestos que fueron «diseñados exprofeso» para los tres exjugadores lejos de la cancha.

Tan lejos y tan cerca de las canchas

El 26 de mayo de 2018, Raúl Morón Orozco jugó un partido de futbol en las canchas de la Liga Municipal de Morelia. Sudando bajo el intenso sol de la capital, marcó incluso un gol. En aquel partido, Los Rayados se enfrentaron de manera simbólica al equipo Jalisco Futbol Club, propiedad de Morón Orozco.

En ambos bandos se repartían jugadores retirados de la Primera División del futbol mexicano. En la escuadra del edil moreliano jugó Jorge Arturo Barragán López, quien en su carrera profesional estuvo en las filas de Monarcas Morelia y Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG). Meses después, entró también en la nómina del municipio capitalino, con el cargo de “Técnico Profesionista A” y una remuneración de más de 12 mil pesos mensuales.

Foto: Captura de pantalla.

José Roberto Vargas Ríos, exjugador del Atlas y de los Alebrijes de Oaxaca, además de auxiliar técnico, también aparece en la lista con el mismo puesto, cargo y sueldo.

Foto: Captura de pantalla.

Ocurre lo mismo con Antonio Charel Hernández Urueta, quien militó en Monarcas Morelia, así como en Tijuana, y tiene, como es de anticiparse, un puesto idéntico como personal de confianza en el Ayuntamiento de Morelia, según consta en documentos del portal de transparencia del municipio.

Foto: Captura de pantalla.

Los tres exjugadores, además de reforzar la plantilla del edil, que ha sido ocho veces campeona de las Primeras Especiales, reforzaron la Secretaría de Administración, donde ‘milita’ también Gabriel Prado, como titular de la misma y quien actualmente el presidente de la Mesa Directiva de la Liga Municipal de Futbol.

A La Voz de Michoacán le fueron entregados recibos de nómina correspondientes al mes de abril de 2019 y en los que aparecen todavía los tres mencionados deportistas. En ellos, se acredita una cifra de percepciones de alrededor de 11 mil pesos mensuales a cada uno, ligeramente menor a lo que se refleja en los documentos de transparencia y que confirma su inclusión como funcionarios municipales.

Foto: Captura de pantalla.

Los mismos tres perfiles también aparecen en el portal de la declaración 3de3del Ayuntamiento de Morelia. Jorge Arturo Barragán López, José Roberto Vargas Ríos y Charel Antonio Hernández Urueta presentaban al momento de la investigación una clasificación roja, pues no habían entregado sus declaraciones patrimoniales, fiscales, ni, curiosamente, de conflicto de interés.

‘Becarios del futbol’

Los colores del Jalisco son el azul y el amarillo en una playera a rayas. En noviembre de 2018 se publicó en redes sociales una foto de los mencionados jugadores del equipo posando con este uniforme junto a Raúl Morón Orozco; en la imagen se distingue claramente a Barragán López. En otra fotografía, que circuló en redes en octubre del mismo año se ve a los futbolistas descansando después de una sesión de entrenamiento. Ahí están presentes Hernández Urueta y Vargas Ríos.

Foto: Cortesía.

El pasado 21 de julio el Jalisco fue nuevamente campeón de la categoría de Primeras Especiales de la Liga Municipal de Futbol; el trofeo fue entregado por Gabriel Prado, secretario de Administración, oficina para la que supuestamente laboran los tres “fichajes” del Ayuntamiento. Entre los deportistas que vieron acción en el partido estuvo Jorge Arturo Barragán.

Una fuente que pidió anonimato por cuestiones de seguridad, afirma que los tres atletas son «becarios del futbol», es decir, “personas a las que se les paga un sueldo dentro del gobierno de Morelia, pero cuyo verdadero trabajo es jugar partidos los fines de semana en el equipo Jalisco, del presidente municipal Morón Orozco”.

Sin embargo, no se puede comprobar que estas personas sean ‘aviadores’ de la nómina municipal ni tampoco que efectivamente se desempeñen en algún puesto más allá de las suspicacias y el obvio conflicto de interés que esto ya de por sí genera. Ahí está el contrarremate: la Secretaría de Administración es la encargada de ubicar y tomar acciones sobre este tipo de casos de conflicto de interés.

Hay antecedentes extracancha

No es la primera vez que el actual gobierno municipal es acusado de nepotismo o conflicto de interés. A inicios de 2019 circuló en Facebook, y después fue retomada por medios de comunicación locales, una lista donde se señalaban presuntos casos de nepotismo en el Ayuntamiento de Morelia al incluir en la nómina municipal a familiares del secretario del ayuntamiento, Humberto Arroniz Reyes, así como de la secretaria de Fomento Económico (Sefeco), Josefina Cendejas Guízar.

Entre los señalados estaban Rubén Iván Arroniz, subdirector de Atención Ciudadana en el Organismo Operador de Alcantarillado de Morelia (OOAPAS); Dora Luz Arroniz Reyes, directora de gobernabilidad, y Rogelio Armando Rangel Reguera, coordinador de Protección Civil y Bomberos, todos ellos familiares del secretario del Ayuntamiento. Por otra parte, también se encontraba Orlando Santiago Cendejas Schotman, primo hermano de la titular de la Sefeco.

Al respecto, Arroniz Reyes argumentó que Rangel Reguera, quien está en un área directamente subordinada a la Secretaría del Ayuntamiento, ya no es su yerno, pues consumó el procedimiento de divorcio varios años atrás. Sobre el caso de su hijo como subdirector del OOAPAS, afirmó que este nombramiento fue resultado de una decisión autónoma por parte de la dependencia paramunicipal, en la cual presuntamente no tuvo influencia ningún funcionario de la alcaldía moreliana.

La serie de casos llamaron la atención pública, pues los funcionarios del Ayuntamiento de Morelia se sumaron a la tendencia nacional del partido Morena de presumir una administración orientada la ‘cuarta transformación’ del país, recta y limpia de todo tipo de corrupción y posibles casos de conflicto de interés. Cuando Raúl Morón habló del tema tomó más una posición de defensa: no negó los casos, sino que argumentó que no se trataban de nepotismo o conflicto de interés porque él mismo había seleccionado los perfiles.

Nepotismo es si yo soy presidente y nombro a familiares míos, a mis hijos o alguna gente cercana. Si yo he tomado en cuenta a algunos hijos de algún funcionario, no los han nombrado ellos, los he nombrado yo, y ha sido en algún área diferente. Eso no es nepotismo. Ningún funcionario ha nombrado gente. Regularmente soy yo el que nombro todo”, acotó el alcalde moreliano en entrevista con medios a mediados de marzo de este año.

Meses después de estas declaraciones, se sumó un nuevo caso. El presidente municipal afirmó que el Ayuntamiento de Morelia no intervendría en las elecciones de autoridades auxiliares de las tenencias, pese a que Víctor Arafi Arroniz Núñez, sobrino del secretario del Ayuntamiento, compitió en estos comicios y en meses antes había figurado como proveedor de servicios al municipio, con un pago de más de 23 mil pesos a finales de 2018 y al menos otro por más de 15 mil pesos en inicios de 2019.

Segundo tiempo, una jugada de casi 50 mil pesos

El pasado 20 de marzo del 2019, solo días después de la revelación de los presuntos casos de nepotismo, la oficina del enlace jurídico de la Tesorería municipal recibió una carta del ciudadano “Miguel A”. En el documento, se solicitaba la prescripción de los adeudos del pago Predial del domicilio de Vicente Santa María número 354, el cual presentaba falta de pagos desde el 2004. En menos de un mes, la tesorera del Ayuntamiento de Morelia, María de los Remedios López Moreno, resolvió de forma positiva la “caducidad” de la deuda desde el citado año y hasta el 2011.

Según consta en el expediente entregado a La Voz de Michoacán, lo anterior significó una disminución de 92 mil 403 pesos a 42 mil 099 pesos en adeudos. Es un beneficio de cerca de 50 mil pesos sobre la mencionada dirección, que, curiosamente, corresponde a la “Liga Municipal de Futbol A Morelia Asociación Civil AC”, cuyo presidente es, como se mencionó anteriormente, el también secretario de Administración, Gabriel Prado Fernández.

Foto: Cortesía.

El mismo expediente expone en términos técnicos que, después de cinco años desde que se dio aviso por última vez para liquidar la deuda, se extingue la facultad de la autoridad recaudadora para requerir el pago. “El artículo 51 del Código fiscal Municipal del Estado de Michoacán establece el plazo de cinco años para que se extingan las facultades de las autoridades fiscales para comprobar el cumplimiento de las disposiciones fiscales, de terminar las contribuciones omitidas y sus accesorios, así como para imponer sanciones o infracción a dichas disposiciones”, dice el documento.

Una segunda fuente anónima mostró la documentación del caso, en la que aparece una tabla con el concepto “gastos” y que contiene cifras en repetidas ocasiones. Explica que esto significa que la solicitud del pago se efectuó al menos una vez por año desde el 2004 por lo que no había razón alguna para la extinción.

Una tercera fuente anónima, con conocimientos de la actual administración y Tesorería municipal, dijo que no podía aseverar que hubiera una irregularidad en el caso, porque la tabla revelada no era clara en su terminología, de manera que la definición depende totalmente de que las autoridades puedan comprobar que no se llevaron a cabo los requerimientos de dichos pagos.

Aun así, ante la posibilidad de que las actuales autoridades municipales argumenten que en este caso en realidad no se habían expedido los avisos de pago, pesa el hecho de que bien pudieran haberlos emitido entre septiembre de 2018 y marzo de 2019, en el que ya se encontraban en funciones. En lugar de hacerlo, prosiguieron a la eliminación del adeudo citado, en un asunto que fue despachado en apenas 12 días laborales.

De acuerdo con la segunda fuente anónima, “debió haber una jugada, una triangulación entre funcionarios para que se resolviera el caso de esta manera”. Por lo que nuevamente se está ante un posible caso de conflicto de interés en el gobierno municipal, pues sobre la resolución influyen el hecho de que el funcionario municipal Prado Fernández sea el presidente de la Mesa Directiva de la Liga Futbol y que, además,el alcalde Morón Orozco cuente con un equipo que compite año con año por ganarla.

Predial, principal fuente de ingresos

El impuesto Predial es considerado la mayor fuente de recursos propios de los ayuntamientos y en la capital michoacana significa cientos de millones de pesos. El Gobierno de Morelia emprendió en 2018 un programa de descuentos a deudores, que se extendió hasta los últimos días de diciembre. En tanto que, para los contribuyentes cumplidos, se ofrecieron descuentos desde enero hasta marzo de 2019.

La tesorera del Ayuntamiento de Morelia, María de los Remedios López Moreno, se ha caracterizado por mantener un perfil bajo y hacer pocas apariciones ante medios de comunicación. Una de las pocas ruedas de prensa que ha presidido fue a finales de 2018, cuando explicaba que existía una deuda total de 316 millones de pesos por concepto de Predial, de los que 250 millones de pesos correspondían a inmuebles del Gobierno del Estado. Sin embargo, no expresó que existieran posibilidades de hacer descuentos de decenas de miles de pesos a estos morosos.

También puedes leer: ¡Se acaba el plazo! Condonación de deudas en pagos del impuesto predial termina en dos semanas

En contraste, el 15 de mayo el Cabildo de Morelia aprobó por unanimidad un punto de acuerdo para condonar a los contribuyentes todos lo impuestos por Predial hasta el año 2013, con la condición de que pagaran lo correspondiente de 2014 en adelante. La caducidad de la deuda al inmueble de la Liga Municipal de Futbol pareció ser un precedente para esta decisión, pero en el primer caso no se necesitó de una votación del órgano colegiado para condonar cerca de 50 mil pesos.

“Si nos equivocamos, díganoslo”

Esta casa editorial consideró importante dar a conocer los hechos que apuntan al beneficio de jugadores y directiva de la Liga Municipal de Morelia. La evidencia muestra que hay un conflicto de interés al descontar impuestos a un inmueble ligado al actual secretario de Administración. También puede inferirse un conflicto interés al incluir en la nómina municipal y dar trabajo a tres personas que juegan en el equipo el futbol del presidente municipal y que además están bajo el mando del mismo secretario.

En diciembre de 2018, el presidente Raúl Morón fue tajante ante de los medios de comunicación: “Si nos equivocamos, ustedes ayúdennos, díganoslo e infórmenlo”. No obstante, en los meses posteriores, la administración a su cargo rechazó o minimizó sistemáticamente la gran mayoría de críticas.

Secretario de Administración y presidente de la Liga local

En su gusto por el futbol, Morón Orozco y Prado Fernández han coincidido en los terrenos de la Liga Municipal de la capital michoacana. Gabriel Prado ha sido regidor del Cabildo de Morelia, funcionario de la delegación michoacana del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y durante 15 años ha sido reelecto como presidente de la Mesa Directiva de la mencionada liga deportiva. No se separó de este cargo ni siquiera cuando fue nombrado dentro del gabinete de Morón Orozco en septiembre de 2018.

Dentro del gobierno moreliano de la ‘cuarta transformación’, el secretario ha destacado por expresar de forma reiterada que se trabajará con transparencia y honestidad en materia laboral y de licitaciones públicas. En el panorama nacional, el secretario formaba parte de los funcionarios de la corriente denominada “PRIMOR”, que viene de unir las palabras PRI y Morena, es decir, servidores públicos que emigraron desde las filas del Revolucionario Institucional hacia el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fue el pasado dos de abril cuando el funcionario emitió una carta pública en la que renunciaba al PRI después de más de dos décadas de militancia. En la misiva, firmada con su puño y letra, afirmaba que “este instituto político se ha alejado de sus principios, como es la democracia participativa, perdiendo su naturaleza por encabezar las causas sociales y entregándose a intereses cupulares”.

De acuerdo con testimonios recopilados por esta casa editorial, no sería la primera ocasión que ambos funcionarios incurren en acomodo y “amaño” de plazas. Charel y Barragán habrían laborado entre 2009 y 2012 en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), como recomendados directos del ahora alcalde de Morelia.

REMUNERACIONES

  • Jorge Arturo Barragán López.  Más de 12 mil pesos mensuales
  • José Roberto Vargas Ríos. Más de 12 mil pesos mensuales
  • Antonio Charel Hernández Urueta. Más de 12 mil pesos mensuales
  • Rubén Iván Arroniz. No ubicado en transparencia.
  • Dora Luz Arroniz Reyes. Más de 10 mil pesos mensuales
  • VictorArafiArroniz Reyes. Pagos por más de 23 mil y 15 mil pesos
  • Rogelio Armando Rangel Reguera. Más de 17 mil pesos mensuales
  • Orlando Santiago Cendejas Schotman. Más de 17 mil pesos mensuales

NOTAS RELACIONADAS

Policía de Morelia, de las que más quejas enfrenta por violación a derechos; suma 33 este año

Redacción / La Voz de Michoacán   Morelia, Michoacán. La Policía Morelia es una de las corporaciones que más quejas registra ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos...

Asesinan a dos hombres en San José del Cerrito, en Morelia

Alejandro Serrano/La Voz de Michoacán Morelia, Michoacán.  Sujetos armados mataron a balazos a dos hombres en la colonia San José del Cerrito, aledaña al asentamiento Simpanio Norte de esta...

ÚLTIMA HORA

Ciencia y Tecnología
¿Qué es el Síndrome de Estocolmo?

20:45Hrs